“Green Book” Una historia tradicional, un guión excepcional

Green Book portada

Tiempo de lectura: 5 minutos 

Ya está en España la última película del cineasta Peter Farelly, Green Book que se estrenó en el Festival Internacional de Toronto. Tras dos semanas en cartelera se ha posicionado en el puesto más alto en la taquilla, consiguiendo ser la número 1 en recaudación. Creo que la razón de este logro no es mera coincidencia, me atrevo a decir que es una de las mejores cintas que tenemos ahora mismo en cartelera en nuestro país. 

Green Book trata una historia tradicional de producto comercial: dos personas que pertenecen a mundos diferentes que se unen ante varias dificultades y ponen fin a sus prejuicios iniciales, cultivando una gran amistad. Sin embargo, esta película logra ser algo más que una bonita historia enmarcada en Estados Unidos en la década de los 60’. 

Green Book. Imagen de contenido

El gran mérito de la cinta lo tiene su guión basado en una historia real: la relación entre el pianista Dr. Don Shirley (Mahershala Alí) un hombre afroamericano, músico, con una gran educación y una gran melancolía; y su chofer Tony Lip (Viggo Mortensen) un italiano malhablado, padre de familia que busca la supervivencia económica a través de la astucia y la fuerza, sin importarle las normas de educación a la hora de relacionarse.  

Este gran guión con humor, drama y realidad, ha sido posible gracias al trabajo de tres personas: el director, Peter Farelly (conocido por sus famosas comedias) y dos colaboradores (uno de ellos era el propio hijo del verdadero Tony Lip). Todos juntos han conseguido dar a la película una gran naturalidad, marcada por situaciones efectistas, memorables y con brillantes diálogos. 

green-book-mit-mahershala-ali

Aunque evidentemente esta película no sólo conmueve al espectador por su historia y la crudeza de la realidad racial de los años 60 en Estados Unidos. La gran interpretación de los dos personajes magníficos, con conflictos emocionales que provocan risas, compasión y empatía, hacen que el viaje que emprenden por la América profunda durante dos meses sea un viaje que lleve al espectador a salir sin prejuicios y conmovidos de la sala. 

Tanto Viggo Mortensen como Mahershala Ali, han hecho un gran trabajo de preparación para regalarnos a estos dos protagonistas. Viggo Mortensen engordó 13 kilos para mostrar el estereotipo de italiano glotón, además de un trabajo interpretativo físico que nos regala cada diálogo, movimiento como una gran improvisación. Mahershala Ali se ha sumergido en la historia del gran pianista Don Shirley y el estudio del movimiento, de cada gesto, para conseguir transmitir el drama y la melancolía del personaje que lucha continuamente contra sí mismo al no ver un lugar para él en la sociedad. 

green book. family

Por estos detalles, me parece un regalo poder ir hoy al cine a ver una historia común contada desde un punto de vista diferente. Es un don el poder relatar esta historia, sin entrar en el victimismo y dando al espectador la gracia de que piense por sí solo y mire al otro de forma diferente, sin prejuicios. A lo mejor soy una melancólica como Dr. Don Shirley, pero creo que hay que dar más valor a cintas que denuncian sin hacer sangre que aquellas que gritan y te impiden pensar. 

green book dr. sherley

La banda sonora es otro capítulo aparte,

¡Feliz Domingo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s